VOS Revista

Blog sobre cine y mis ideas filmográficas

La opinión de Stan Lee sobre el debate Scorsese

Desde que el director Martin Scorsese dijo en una entrevista de Empire que las «películas sobre personas que persiguen personajes de relleno mientras se dan puñetazos y patadas» no son cine, Internet – no, la sociedad misma – se desgarró por el dilema filosófico del nexo entre el arte, el cine y el entretenimiento.

Los periodistas, mientras tanto, preguntan a cualquiera que empeore las cosas lo que piensan sobre toda la pelea.

Pero hay una persona cuya opinión aún no escuchamos, porque está muerta, el gran Stan «The Man» Lee.

El cocreador de la mayor parte del universo Marvel (con Jack Kirby, Joe Simon, Steve Ditko y muchos otros), Stan siempre fue un empresario y habría dicho algo como:

«¡Ese retorcido director es un comerciante de sofisticación cinematográfica! Todos los Verdaderos Creyentes quieren ver estas películas diez veces.»

Pero, fuera de poner palabras en boca de una leyenda muerta, conocemos los pensamientos reales de Stan sobre este tema candente, a partir de una entrevista que hizo en 1992 para una serie de documentales en vídeo titulada The Comic Book Greats (Los grandes del cómic).

El programa, a menudo incómodo y en ocasiones perspicaz, tenía el formato simple de Lee entrevistando a otros creadores de cómics mientras hacían garabatos.

En la segunda temporada, Lee entrevista a Will Eisner.

Para aquellos de ustedes que no lo conocen, Eisner es considerado uno de los mayores creadores de cómics de todos los tiempos y acuñó la frase «novela gráfica» como una forma de vender un cómic que no se parecía a ningún cómic anterior: Contrato con Dios.

Al final de la charla de Eisner/Lee, Eisner describe su punto de vista sobre los cómics y los califica como una forma de arte, dividiéndolos en 3 categorías: Entretenimiento, mitología para los jóvenes y, aunque a Eisner le duela utilizar esta frase pretenciosa, «obras de mérito literario».

Resume esta última categoría como obras que existen en un medio entretenido, pero que hacen algo más que solo entretener. Como ejemplo, cita el “Contrato con Dios” como una obra que habla sobre «la relación percibida de un hombre con Dios» en lugar de «solo dos mutantes luchando entre sí».

Esto está relacionado a la explicación de Scorsese de que «el cine de los seres humanos trata de transmitir experiencias emocionales y psicológicas a otro ser humano», y estás clasificaciones son lo único en lo que Lee y Eisner no están de acuerdo.

Algunas historias pretenden decir algo sobre la experiencia humana o impartir conocimiento, ¿las historias “que solo entretienen” hacen lo mismo?
Eisner desafía a Lee a encontrar el núcleo moral y artístico de la entonces recién estrenada «película basura» Terminator. Le pregunta, ¿qué nos enseña esta película?

Si esta calificación depende de que una película diga algo sobre la humanidad o de que intente impartir algún conocimiento, entonces a los ojos de Lee, ese “algo”, no importa lo pequeño que sea, siempre está presente, siempre y cuando las películas estén bien hechas.

Referencia imagen: https://unsplash.com/

VOS Revista

Volver arriba