VOS Revista

Blog sobre cine y mis ideas filmográficas

Sabiduría sobre relaciones en grandes películas

Odio las historias de amor por la misma razón que odio la poesía y el teatro.

En realidad, me encantan la poesía y el teatro, pero ví tantos proyectos terribles que sólo quiero que la gente los deje en paz. Prefiero no tener poesía que tener mala poesía.

Mis estándares son muy altos pero me encantan las historias de amor. Una buena historia de amor da sentido a un mundo que a menudo es cínico y está lleno de catástrofes.

Sin embargo, el cine abusa del género, transformándolo en proxenetismo demográfico, es decir, añadir un poco de romance para que las mujeres se interesen por la película.

En consecuencia, la mayoría de las historias de amor presentan a una mujer que merece algo mejor pero que se conforma con un hombre inferior, y esto es lo mismo que sucede con la industria cinematográfica.

Nos conformamos con un montón de historias basura, que no revelan una verdad mayor. La trama se sostiene por mérito de los malentendidos y los grandes gestos exagerados.

Por eso aprecio tanto las películas que sí nos aportan un entendimiento de las relaciones románticas, y nos dejan un aprendizaje. He aquí algunas de mis preferidas:

1.Annie Hall

Voy a meter aquí una película que no se hizo en los últimos diez años.

Alvy Singer es demasiado neurótico para hacer que cualquier relación dure, y sin embargo sigue saltando de cabeza hacia ellas.

Esta producción toma todos los estereotipos y los coloca en una impecable película de Woody Allen.

Es una de mis historias favoritas, aunque algunas personas se avergüenzen de las películas de este director. No son películas románticas; pero son honestas a su manera y melancólicas.

2.¡Olvídate de mí!

Joel intenta borrar una mala relación de su memoria, y luego se encuentra con la chica de nuevo, sin acordarse de su historia anterior.

Esta película contiene mi última línea favorita, pero no la estropearé.
La conversación final entre Joel y Clementine dice mucho sobre las transiciones en las relaciones, desde la electricidad temprana hasta la aceptación más profunda de la gente, incluyendo sus defectos.

La imagen final es inquietante. Esta colaboración entre Michel Gondry y Charlie Kaufman es extraordinaria, y no esperaría menos. Obtienes una visión real del ciclo de vida de esta pareja autodestructiva. Su deseo es tangible, recuperarse del dolor y aferrarse a los mejores momentos.

3.Love Actually

Puede que me critiquen con la siguiente. “Un lugar donde quedarse” es la antítesis de una comedia romántica; «Love Actually» es, en esencia, cada figura de comedia romántica lanzada en una sola película.

Admito que es muy sacarina. Y en los últimos tiempos, la estructura de Love Actually ha sido explotada sin piedad por Hollywood. Sin embargo, cuando esta película debutó, fue algo especial.

Es una antología de cuentos interconectados.
La historia de Emma Thompson y Alan Rickman es la más desgarradora.
La historia de Laura Linney es la más conmovedora.
La historia de Bill Nighy es muy sorprendente (en el buen sentido).
La historia de Colin Firth tiene la mejor recompensa.

VOS Revista

Volver arriba